CONFERENCIA INTERAMERICANA DE MINISTROS DEL TRABAJO

 

La promoción del empleo productivo ha sido una preocupación y la base del esfuerzo conjunto del Hemisferio para garantizar la participación de toda la población en la vida económica.

La Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo (CIMT) es el órgano central del Sistema Interamericano de Trabajo (SIT) y constituye el mecanismo para la atención de los mandatos emanados de las Cumbres de las Américas en materia laboral.  A la fecha el CIMT ha celebrado catorce reuniones, con objeto de tratar asuntos relativos al desarrollo social y laboral de la región, e impulsar proyectos y programas de cooperación. En la XII CIMT se establecieron dos Grupos de Trabajo:

Grupo de Trabajo 1: “Dimensiones Laborales del Proceso de la Cumbre de las Américas” que examina las cuestiones de la globalización relacionadas con el empleo y el trabajo, para identificar las áreas en las que existe acuerdo y los asuntos que requieren mayores esfuerzos. Dicho Grupo examina las implicaciones del Informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativo a las normas laborales y el proceso de integración en la región.

Grupo de Trabajo 2: “Fortalecimiento Institucional de los Ministerios de Trabajo”, implementa mecanismos que ayuden a generar una mayor capacidad de los Ministerios de Trabajo en el Hemisferio, con el propósito de enfrentar los retos de la globalización y los procesos de integración y libre comercio.

La XIV Conferencia, celebrada en México, D. F., en septiembre de 2005, tuvo como tema central “La persona y su trabajo en el centro de la globalización” y giró en torno al análisis de tres ejes sustantivos:

• La centralidad de la persona y su trabajo en la economía, en las políticas del Estado y en la globalización;

• El diálogo social como herramienta para abordar los efectos sociolaborales de la globalización;

• Los efectos sociolaborales de las políticas públicas en el empleo y el combate a la pobreza.

Al término de la XIV CIMT, los Estados participantes adoptaron la Declaración de México y el Plan de Acción de México, en los cuales reiteraron el compromiso de implementar los siguientes objetivos estratégicos:

a. Continuar fortaleciendo el proceso de Cumbres e implementar los mandatos relativos al trabajo y el empleo de la IV Cumbre de las Américas, en apoyo a la  creación de trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática.

b. Promover políticas que estimulen la inversión y el crecimiento con equidad para un desarrollo sustentable, consistentes con el concepto de trabajo decente.

c. Continuar fortaleciendo la capacidad de los Ministerios de Trabajo, en un escenario de globalización, para fortalecer la gobernabilidad democrática, dar cumplimiento efectivo a la legislación laboral nacional, promover la inclusión social e impulsar el diálogo social.

d. Promover el respeto y propiciar las aplicaciones efectivas de las normas internacionales fundamentales del trabajo contenidas en la Declaración de la OIT relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y su Seguimiento de 1998.

En la XIV CIMT, México fue electo Presidente Pro Témpore de la CIMT, cargo que ostentará hasta la realización de la XV CIMT.

La Primera Reunión de los Grupos de Trabajo 1 y 2 de la XIV CIMT se llevó a cabo en la Ciudad de México, en abril de 2006, cuyo propósito fue la presentación de las experiencias de los Estados Miembros para promover el trabajo decente en sus países.